“Tenemos como resistir más olas del virus”

Luis Guillermo Plata, quien acaba de dejar la gerencia de la estrategia nacional para el coronavirus, habla sobre el fortalecimiento de las capacidades del sistema de salud en todo el país. “El coronavirus es algo con lo que tendremos que vivir por varios años”, advierte.

 

A siete meses de la llegada de la pandemia, ¿Cómo deja la estrategia contra el coronavirus en el país?

Desde el principio uno de los objetivos que nos trazamos fue el de fortalecer las capacidades del sistema de salud en todo el país. Y lo logramos. Hoy podemos decir que todo colombiano que lo ha necesitado, ha tenido acceso a un ventilador. De hecho, el número de camas UCI en el país pasó de 5.846 en abril a 10.648 el 27 de septiembre. Asimismo, podemos decir que ningún médico o enfermero del país ha tenido carencia de elementos de bioseguridad, pues constituimos y distribuimos a todos los territorios una reserva de 80 millones de unidades entre tapabocas, respiradores de alta eficiencia, guantes, batas, polainas, gorros y gafas. El 30% de dichos elementos quedarán efectivamente como reserva para enfrentar futuras eventualidades.

¿Qué sigue ahora?

Lo que sigue es completar la ejecución del PRASS (pruebas, rastreo y aislamiento selectivo sostenible) para controlar -y en lo posible cortar- las cadenas de contagios. Recientemente se firmó un contrato con un contact center precisamente para que el rastreo de contactos sea más eficiente.

¿Cómo está hoy regiones como Leticia, Chocó y Huila en equipos y camas UCI?

Uno de los hechos más relevantes de esta pandemia fue que llegamos a fortalecer o a instalar capacidades en materia de salud en todos los rincones del país. Increíble, pero había ciudades capitales que no tenían una sola UCI y que, ante cualquier emergencia, los pacientes tenían que ser traslados en avión a otra ciudad. A su pregunta puntual, en Amazonas llegamos con 5 ventiladores, a Chocó con 20 y a Huila con 120, que podríamos traducir como nuevas UCI; también con monitores, bombas de infusión y miles de elementos de protección para el personal de Salud. Hay lugares donde las instalaciones son limitadas pues muchas veces no tienen la infraestructura para colocar nuevas UCI o el personal necesario para operarlas.

¿Tiene la capital del país la suficiente capacidad hospitalaria para enfrentar una nueva oleada de la pandemia?

En tiempo récord, el Gobierno Nacional dotó a Bogotá de 880 nuevos ventiladores y gracias a esto la capital del país hoy cuenta con más de 2.200 UCI. Es decir, que, gracias al aporte del Gobierno, Bogotá tuvo una capacidad suficiente para pasar el pico sin que desbordara el sistema de salud. En caso de que haya nuevos brotes, la ciudad estará en la capacidad de responder.

En materia de pruebas, ¿cómo está hoy el país?

Al principio de esta pandemia la capacidad de procesamiento de pruebas diarias no superaba las 600. Hoy hay más de 119 laboratorios en todo el país avalados para el procesamiento tanto de pruebas PCR como de antígenos, con una capacidad instalada para realizar procesar cerca de 55 mil muestras diarias.

¿Por qué se va en estos momentos si aún no ha terminado la emergencia?

Hemos sobrepasado la emergencia y estamos retornando a la vida productiva. En cuanto al Covid, es algo con lo que tendremos que vivir por varios años, pero es más un tema de darle manejo. La infraestructura para afrontar la primera ola se construyó a tiempo y de haber más olas tendremos como resistirlas. Mi compromiso con el país y con el presidente de la República era que Colombia fortaleciera su sistema de salud  y articular a las diferentes entidades para que pasáramos por el pico con ese sistema fortalecido. Eso se logró.

¿Qué fue lo más complicado de esta emergencia para usted?

Tuve que dejar a mi familia de lado en un 100% y aislarme como si estuviese infectado pues tenía un grado de exposición alto. Eso fue difícil. También lo fue el pensar que cualquier falla o demora significaba pérdida de vidas humanas. Vivimos meses muy angustiosos cuando no podíamos conseguir los equipos necesarios en el mercado o cuando finalmente lográbamos hacerlo, no conseguíamos como traerlos al país. Finalmente, lo logramos y a tiempo, pero fue muy luchado.

¿Qué mensaje les envía a los huilenses?

Lo primero, es que el virus no se ha ido. Por eso, es importante que cada uno siga los protocolos de bioseguridad de manera individual. Y lo segundo, es que el Gobierno Nacional ha tomado todas las medidas necesarias para que el país pasara por esta pandemia con un sistema de salud que pudiera soportarla y salvando la mayor cantidad de vidas humanas.

por: LA NACION