PROPIETARIOS EN MEGACENTRO SE QUEJAN POR TARIFAS DE ASEO

Varios de los propietarios o arrendatarios de los locales del Centro Comercial Megacentro en pleno centro de Neiva, se quejan ante el que consideran un cobro excesivo por el servicio de aseo después del traslado de la facturación de las Empresas Públicas a Electrohuila. Diario del Huila buscó respuestas.

Como vocero de los 104 copropietarios o arrendatarios en el Centro Comercial Megacentro, Gustavo Arévalo Villarreal administrador de la propiedad horizontal en pleno centro de Neiva se refirió a la difícil situación que viven por cuenta de los altos costos en la tarifa de recolección de aseo por parte de Ciudad Limpia.

“Todo comenzó con el cambio de la facturación del recibo de las Empresas Públicas al servicio de la Energía desde hace unos meses. Para él hay un doble cobro porque desde hace 30 años que fue construido el edificio, se pagaba el aseo en una sola cuenta. Normalmente se pagaba en promedio $800.000 pesos mensuales, valor que se prorrateaba entre los propietarios de los locales de acuerdo al tamaño de cada una de las oficinas”, argumenta.

Ya han enviado cartas a la empresa recolectora y a los superservicios para conocer con base en qué se cobra la nueva tarifa. “La respuesta fue una visita técnica en la que hicieron unas evaluaciones y les manifestaron que le mermaría algo a la tarifa para 2020.  Así sucedió, pero sin saber si el cobro era por volumen o peso a partir de ese momento disminuyó algo la tarifa”, agrega.

En otra misiva a la empresa argumentó que el 80% o 90% de la basura que sale en el centro es papelería porque son básicamente oficinas y de ese porcentaje, un 80% de esa papelería se la llevan los recicladores, indica y continúa: “A partir de enero de 2021 la facturación comenzó a ser para cada local de manera individual les escribí y les pregunté que con base en que se tomaba esa facturación, pero no hubo explicación”, afirma.

Está claro que no hubo una socialización por lo que no se ha podido entender lo que para ellos es un atropello. “No es posible que si antes pagábamos en promedio $800.000 pesos mensuales ahora sean más de $10.000.000 de pesos mensuales lo recaudado por la empresa prestadora del servicio en detrimento de nuestros bolsillos. Nos henos quejado ante la Superservicios, pero no ha habido respuesta alguna. No hubo socialización para poder haber entendido, que quedara claro el porqué de las tarifas, se aceptarían las cosas y no como nos ha tocado, darnos la pela”, concluye.

Alberto Gómez collazos uno de los propietarios que se ha visto afectado y quién invitó a Diario del Huila para intentar aclarar esta situación comenta que ellos pagaban el servicio de recolección de basura a través de la administración. “Llegaba un solo valor que se dividía por el número de locales que son 104. Dice que por ejemplo el en el apartamento que tiene 70 m2 paga $5000 mensuales de recolección de basura y en el caso del local está pagando más de $25000, reitera que es una oficina en donde sólo consume papeles y esa situación la están viviendo todos los propietarios de Megacentro. Ha comprobado que no se consume mayor cosa en la oficina, en donde paga 33,000 de energía eléctrica; $8000 de energía y $25.000 recolección de basura. No hubo presentación y simplemente nos llegó el recibo por derecho, ya van siete meses pagando el atraco a mano armada y los que se atrevieron a no pagar pues les cortaron el servicio”, cuenta.

Luis Huguett gerente de Ciudad Limpia, responde

El gerente de Ciudad limpia Luis Huguett, atendió a diario del Huila para aclarar el caso que se denuncia en Megacentro de altos costos del servicio de recolección de basura.

El argumento está claro a través de la ley 142 de 1994, que establece el régimen de servicios públicos y del acuerdo 030 del 26 de diciembre de 2016, emanado del Concejo de Neiva por medio del cual se fijan los factores de subsidios y compensaciones para los servicios de acueducto, alcantarillado y aseo a los usuarios de estos servicios públicos domiciliarios del municipio de Neiva para el quinquenio 2017-2021.

El gerente comentó: “ En el caso de Megacentro cuando se facturaba a través de las empresas públicas había una sola conexión para servicio de acueducto y se dividían entre el número de unidades para hacer el cobro proporcional en cada uno de sus apartamentos pero ahora a través de la electrificadora, el sistema es diferente,  cada local tiene su contador y por tener su contador necesariamente la aplicación se le hace el 70% del valor de la tarifa de acuerdo al estrato y de acuerdo a la condición de actividad”, refiere.

Continúa y agrega que si es un edificio que son apartamentos se le cobra como unidad residencial y de acuerdo el estrato que le corresponde, pero sí es un edificio con actividad comercial se le cobra tarifa comercial. “No sólo se aplica la tarifa como tal del servicio, sino que la norma dice que se le debe cobrar una contribución, que es un valor que está determinado por el municipio aprobado por el consejo a través de acuerdo en dónde se establece ese porcentaje para aplicarse a cada unidad comercial para que esa contribución se convierta en un recurso que ayuda a subsidiar las tarifas a los estratos 1, 2 y 3”, indica.

Esto es en todo el país; “todos los alcaldes a través de acuerdos del municipio emiten cuál es el aporte que debe ser contribución del sector comercial por decir, algo si se es estrato 1 y recibe subsidio la tarifa son 10,000 sólo pagará 3000 porque los otros 7000 serán subsidiados y en el tema comercial la norma dice así mismo que se deberá hacer un aporte 70%. Si paga $10.000 tendrá que pagar $7,000  de contribución para subsidiar parte de esas tarifas de los estratos 1 2 y 3 La única manera de bajarlos sería través de nuevo acuerdo pero si el municipio hace eso tendrá que buscar de recursos propios el complemento de los subsidios a los estratos 1 2 y 3 y como la norma establece cuál es el tope máximo, entre un 30% y un 70%, normalmente todo el mundo trata de que sea el máximo para no tener que afectar los recursos propios para ayudarle a los otros estratos”, añade.

La situación es complicada pero ya se nos sale de las manos, nos preguntan por qué están cobrando contribuciones. “A nosotros nos obliga la ley y otra que viene es la contribución de aprovechamiento. Hay que cobrarle al usuario un valor de aprovechamiento, que va a recursos que el municipio invertirá en programas medioambientales. Aparece en la tarifa, pero nosotros sólo somos intermediarios. Por todo eso es que la gente por desconocimiento nos  trata de ladrones ese aprovechamiento es también a través de la ley nosotros cobramos nuestra tarifa y sobre esa tarifa se aplica el impuesto que se ha establecido en el acuerdo por las frecuencias de servicio de recolección barrido y recolección a través de una fórmula que la propia Norma establece si queremos modificar la tarifa hay que enviar el proyecto  a la superintendencia  de servicios públicos que es la que  nos autoriza”, concluye.

Son 104 locales básicamente de oficinas.

POR: DIARIO DEL HUILA