¿PARQUES BIOSALUDABLES SUBUTILIZADOS O DESPERDICIADOS POR LOS NEIVANOS?

Ayer, se celebró en el planeta Tierra el Día Mundial de la Actividad Física con el cual se pretende hacernos tomar conciencia sobre la importancia de hacer ejercicio, al aire libre o espacios cerrados.

Diario del Huila visitó algunas de las comunidades de Neiva que tienen en la vecindad de sus barrios los llamados parques biosaludables para conocer su uso o tratar de establecer si los residentes se sumaron a la jornada. El resultado fue agridulce.

Y es que realizar actividad física tiene grandes beneficios para la salud. Entre ellos, puede mejorar la fuerza muscular y aumentar la resistencia, incrementa los nutrientes a los tejidos, ayuda a que el sistema cardiovascular funcione de manera más eficiente, entre otros.

¿Espacios perdidos?

Para los neivanos ya no hay excusa para no ejercitarse físicamente pues la capital del Huila ya cuenta con 50 parques biosaludables, 20 parques infantiles y varios programas permanentes de deporte social comunitario para toda la población, sin ninguna distinción.

Cada parque cuenta con elíptica, bicicleta estática, banco abdominal doble, caminador aéreo, prensa horizontal doble, remo sentado, entrenador piernas doble, torre multifunción, pectoral sentado doble, tablero informativo y una placa en concreto por máquina.

En el recorrido, este medio de comunicación encontró que, en general, los lugares están en buen estado de conservación, aunque algunos de los visitados tienen la hierba alta, les falta pintura y mantenimiento y hasta han sufrido algún tipo de bandidaje.

“La gente se preocupa, especialmente los vecinos, para que los cuidemos y no se dañen. Saben de la importancia para los niños y jóvenes, pero no han de faltar los desadaptados, los mala gentes o asociales”, comentó Pilar Puyo, del barrio Granjas.

“Como son espacios abiertos y no tienen graderías o sillas donde sentarse la gente a conversar o a perder tiempo no son atractivos para los que quiere ingerir licor o drogarse o en busca de alguna fechoría”, manifestó Frank Osorio de Timanco, un adulto mayor que paseaba con una mascota por el parque.

Son más de 200 las máquinas que funcionan tanto en los sectores urbano y rural de Neiva y que sirven como instrumentos para el desarrollo de actividades físicas y saludables para el beneficio de toda la comunidad, pero la verdad es que fue poco el uso que vimos en el desplazamiento.

Claro, habría que atender que la corta gira fue ayer martes en la mañana, día entre semana, con los niños estudiando, y un día en que amaneció lloviznando en algunos sectores de la ciudad.

Pero la verdad es que por testimonios recogidos de personas que hacían ejercicio o usaban los aparatos no es alta la demanda de usuarios. Parece que son frecuentados por temporadas o días, pero no hay constancia de la gente o personas en particular. Vienen y van los ‘deportistas’.

“Vemos principalmente, en la mañana, adultos mayores, señores, personas obesas. Por la tardecita es que salen más niños y menores de edad”, manifestó Rosalía Polo, en Las Brisas, que además goza de una cancha sintética de fútbol junto al parque, al lado de la Iglesia de Aránzazu.

Efectivamente, encontramos a Pablo Piña, mayor de 65 años, montado en una bicicleta, concentrado en el ejercicio, pensando, seguramente, en mejorar la condición física. Al terminar la rutina nos atendió y lanzó una propuesta, que parece interesante y válida.

“A mí, el tema de los biosaludables me parece bueno para los adultos. El problema es que hace falta un coordinador o un instructor que nos aporte qué ejercicios o prácticas hacer. Todos necesitamos movimientos, tareas, particulares. Sería bueno que hubiera alguien colaborando para sacar el mejor provecho y hasta evitar alguna lesión”, respondió.

El ingeniero Camilo Avilés, señaló que la intención de los parques es buena para la sociedad, en general, “lo malo o riesgoso es que algunos materiales no son los más adecuados para estar a la intemperie, al agua y sol. Se vuelven resbalosos o se calientan demasiado lo que los convierte en peligro para los usuarios, especialmente los infantes o señores”.

Deporte y ocio

De cualquier manera, para unos, los escenarios son una opción de hacer deporte, para otros es la oportunidad de abandonar el ocio.

“Acá la gente hace ejercicio y cuida su salud, pero además se apropia de un lugar que merece ser digno de cuidado y buen trato”, expresó Fabio Giraldo, en Las Américas, cuyo problema es que el parque está arriba de un barranco lo que dificulta el acceso. “Habría que revisar ese tema, es una petición a la administración municipal o al despacho que le corresponda”.

Para quienes utilizan el espacio de deporte, recreación y esparcimiento es muy válido el programa de la Alcaldía, que merece ser cuidado, porque ya hay unos aparatos que muestran deteriorados, advierten.

“Es un buen espacio y es muy visitado, pero desafortunadamente hay gente que no lo cuida. Tiran las máquinas duro, vienen y las usan indebidamente y cuando se les dice algo se ponen furiosos”, comentó Lizardo Álvez, uniformado del Cai en el Parque Leesburg.

Y destaca que el gimnasio es visitado a cualquier hora del día, pero con mayor frecuencia en las mañanas y las noches. Señores temprano, hombres y mujeres, parejas, y niños con adultos en la tarde.

Los practicantes consultados hablaron de la importancia que tiene el ejercicio para la salud de la gente, “pero parece que no son muchos los neivanos que lo han entendido. Aunque viene gente, la demanda no es mucha. Es como moda”, participó Ariel Trujillo, cuando hacía estiramientos.

Este es un espacio para la comunidad, que merece ser conservado en buen estado. Por eso, a quien veamos haciéndole daño le llamamos la atención”, expresó Harold López, jardinero del parque en el barrio Quirinal.

“Cada parque cuenta con un gimnasio al aire libre, dotado de las máquinas suficientes para que los deportistas realicen una rutina de ejercicios, indicada en carteles informativos dispuestos en cada punto”, explicó Ricardo Solorzano, funcionario del Municipio, consultado en Peñón Redondo.

En Las Brisas, Diario del Huila pudo ver que uno de los avisos está dañado con pintura. Fue vandalizado, sin que se sepa la razón o esté claro algún mensaje.

En conclusión, es muy importante fomentar la actividad física y su desarrollo en el beneficio integral de cada persona. Y promoverla en familia para que fortalezcan sus lazos y adopten hábitos saludables. Pero no es responsabilidad del Municipio, es compromiso de cada hogar.

POR: DIARIO DEL HUILA