Los capturados que no quiere recibir el Inpec

40 personas privadas de libertad permanecen en la estación de Policía del municipio de La Plata. Mientras el Inpec no los quiere recibir, a los detenidos se les vulneran sus derechos. En el lugar duermen en el piso, están hacinados y no cuentan con agua potable. Algunos llevan más de tres meses.

 

Carolina Argüello Cruz

comunidad@lanacion.com.co

En el marco de la emergencia sanitaria por la que pasa Colombia como consecuencia de la covid-19, el Gobierno Nacional ha emitido una serie de decretos con el fin de mitigar la propagación del virus.

En ese sentido, el pasado 14 de abril firmó el Decreto 546 en el que a través del artículo 27 dispuso “suspender el traslado de personas con medida de aseguramiento de detención preventiva y personas condenadas que se encuentren en los centros de detención transitoria como las Estaciones de Policía y Unidades de Reacción Inmediata, a los Establecimientos Penitenciarios y Carcelarios del orden nacional por cuenta del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario INPEC, por el término de tres meses”.

La medida perdió vigencia el 14 de julio; sin embargo, a la fecha especialmente en La Plata, las personas privadas de la libertad que se encuentran en el centro transitorio de la estación de Policía de dicha población viven la crudeza de lo inhumano debido que el Inpec no les abre las puertas del centro penitenciario.

De acuerdo con lo relatado por Andrea Marroquín, personera de La Plata, en calabozos de 4×4 habitan cerca de 20 personas.

“Actualmente en ese Centro Transitorio están 40 personas; de ellas 5 son mujeres que están en una celda aparte. Hay 35 hombres, como solo hay dos celdas tuvieron que habilitar un cuarto que es donde permanecen los Policías de la estación para dividirlos en dos grupos. Sin embargo, duermen unos encima de otros, constantemente hay enfrentamientos entre ellos y no cuentan con servicio de agua”.

Desde hace dos meses, el Inpec debió reasumir la obligación de la ejecución de la pena privativa de la libertad y el control de las medidas de aseguramiento; es aquí donde radica el problema que tiene a las autoridades de La Plata en jaque por las pésimas condiciones en que se encuentran estas personas temiendo por la reacción que pueda provocar en los capturados esta situación.

Según la Personera, mantienen en constante rebeldía por la vulneración de sus derechos; pues la población allí detenida no debe permanecer más de 36 horas y algunos ya llevan más de 4 meses.

Por tal razón, la Alcaldía y la Personería Municipal instauraron una tutela contra el Inpec y el Establecimiento Penitenciario de Mediana Seguridad y Carcelario – Emps que opera en La Plata.

El Juzgado Único Promiscuo de Familia del Circuito de Plata, falló el 14 de agosto en primera instancia obligando a los accionados a “proceder con el traslado de las personas sindicadas y condenadas que llevaran más de 36 horas en el centro de detención transitorio de la Estación de Policía de esta localidad, a los establecimientos de reclusión del orden nacional”. Hace dos días, el Tribunal confirmó la decisión.

Es tal el acelerado incremento de la problemática que cuando se interpuso la tutela se encontraban en el lugar 19 personas, 2 mujeres y 17 hombres; a la fecha ya son 40. Es decir que, para el resto, se deberá instaurar una nueva tutela.

El centro de detención transitoria de la Estación de Policía de esta municipalidad, no cuenta con las medidas de seguridad pertinentes para el alojamiento de sindicados o condenados y su naturaleza no es la de recluir personas por largos periodos, lo cual menoscaba los derechos fundamentales que tienen estas personas como seres humanos. Durante este tiempo ha sido la Administración Municipal la que ha asumido los gastos de alimentación, sin embargo, refirió que no tiene más recursos para tal fin.

Lo que dice el Inpec

Atendiendo a la solicitud del Juez, la Dirección General del INPEC expresó que “no ha vulnerado, no está afectando ni amenaza restringir derechos fundamentales de la población privada de la libertad que se encuentra recluida en el centro de detención transitoria de la Estación de Policía del Municipio de La Plata- Huila, esto en razón de que las competencias legales y reglamentarias para la garantía de los derechos de las personas privadas de la libertad que se encuentran en las Estaciones de Policía corresponden a los entes territoriales”.

De otro lado, dijo que si bien es cierto que el Decreto 546 del 14 de abril del 2020, ya perdió vigencia, el Inpec emitió la Circular Interna No. 000036 del 14 de Julio del 2020, por medio de la cual, estableció un plan para la recepción de personas privadas de la libertad provenientes de los Centros de Detención Transitoria (Estaciones de policía y URI).

En dicho documento se ordenó recibir solo personas privadas de la libertad condenadas, mediando para ello acto administrativo que autorice el recibimiento y que a todo capturado se le practique prueba para covid-19, la cual debe arrojar como resultado negativo, para que se tenga en cuenta y se autorice su recepción.

“Resulta que condenados casi nunca capturan, por ahí uno o dos; en comparación a los sindicados o a los que les dan medida de aseguramiento, eso no es nada, es como el 2%. Por ejemplo, de los 40 que tenemos solo dos están condenados. Gracias a Dios no hemos tenido amotinamiento porque donde tengamos uno, yo no me quiero imaginar el problema que se forma acá”, puntualizó la Personera.

Para la funcionaria esto se trata de un capricho del director del Inpec, brigadier general Norberto Mujica Jaime.

“Yo entiendo que su intención es proteger a los internos, pero no debería vulnerar a los que están en la estación de Policía”.