Implementarán huertas comunitarias para 585 familias huilenses

El proyecto beneficiará un total de 585 familias rurales y 125 familias de la zona urbana, su valor total es $4.363 millones.

El proyecto de Huertas Familiares se realizará con la articulación del Instituto Italo Latino Americano IILA, el SENA, la CAM, la Fundación Utrahuilca y Agrosavia.

Este proyecto suma $4.363 millones, de los cuales el gobierno departamental aportará $200 millones, la CAM $985 millones, Instituto Italo Latino Americano IILA $328 millones, Fundación Utrahuilca $437 millones en especie, la alcaldía de los municipios de Colombia y Santa María $10 millones y el SENA $1.900 millones

De acuerdo con Dilberto Trujillo, secretario de agricultura del Huila, cada huerta recibirá en material un costo aproximado de un millón de pesos.

Cada huerta recibirá en material un costo aproximado de un millón de pesos.

“Hay unas huertas comunitarias que son tanto urbanas como rurales, el promedio del costo del que se le va a entregar a cada grupo o a cada persona que va a desarrollar estas huertas son de un millón de pesos, este proyecto es muy interesante y queremos sacarlo adelante, en Neiva va a hacer alrededor de 25 huertas comunitarias”, indicó Trujillo.

Con el proyecto de huertas familiares se beneficiarán 21 municipios del Huila como Neiva, Algeciras, Santa María, Colombia, Hobo, Tello, Palermo, Baraya, Campoalegre, Pitalito, Oporapa, Isnos, Acevedo, Palestina, San Agustin, Garzón, Gigante, Suaza, Guadalupe, La Plata y La Argentina.

Los productos para plantar serán de lechuga crespa, plántulas de tomate chonto, repollo bolo verde, pimentón, cilantro, acelga y cebolla cabezona blanca.

“Las huertas familiares tienen como objetivo garantizar la soberanía y la autonomía alimentaria, para que los campesinos y algunos sectores de la parte urbana y rural puedan tener ingresos adicionales. Los mercados campesinos que estamos apoyando también podrán comprar a las huertas familiares y allí se podrán articular todos los proyectos que estamos ejecutando y apoyando. El gobernador lo ha dicho, los proyectos terminan encontrándose y articulándose y esa es la política de desarrollo rural”, destacó el funcionario.

¿Qué son huertas comunitarias?

Un huerto comunitario es una práctica de agricultura comunitaria que tiene lugar en una pequeña zona de tierra ubicada en espacios públicos. Los huertos comunitarios suelen plantarse en parques públicos, escuelas, patios de iglesias, y en lotes abandonados. Estos huertos son recursos compartidos, que son gestionados sin ánimo de lucro. Lo que tienen en común es que son atendidos por una comunidad de personas.

Los huertos comunitarios se plantan por muchas razones. Aumentan el acceso del público a frutos saludables, y orgánicas, especialmente en zonas donde la población no puede permitirse comprar alimentos frescos y saludables. Enseñan a los jóvenes de dónde proviene su comida. Permiten a la gente común y corriente desarrollar habilidades de cultivos orgánicos. Y pueden convertir un parque ordinario o un espacio verde en un centro comunitario, donde los residentes se ofrecen como voluntarios para cuidar y cosechar los árboles. Los huertos comunitarios también son un lugar de celebración. Muchos grupos organizan festivales de cosecha y floración, eventos de sidra, talleres de enlatado y mucho más.


Familias deben encargarse del manejo adecuado de la tecnología a aplicar en los modelos de huertas familiares urbana y rural.

Criterios de selección de los beneficiarios

  • Familias deben encargarse del manejo adecuado de la tecnología a aplicar en los modelos de huertas familiares urbana y rural; estos modelos pretenden que el cultivo hortícola forme parte de su vida cotidiana y los productos obtenidos sean parte de su dieta diaria. La familia tendrá que asegurar el manejo técnico diario de la huerta familiar.
  • La familia debe disponer de un terreno para la implementación de los modelos de huertas urbana y rural que garantice que se provea al menos 6 horas de luz directa por día. Para la huerta urbana se deberá tener un área de 10 m2.
  • Disponibilidad e interés por parte de las familias para comercializar el excedente de producción de forma asociativa/cooperativa, de acuerdo con las metodologías y logística establecida en el marco del proyecto.
  • Los beneficiarios deberán hacer su inscripción a Sena Sofía Plus, para poder realizar los cursos virtuales que dictará el Sena.

POR: DIARIO DEL HUILA