Envenenamiento masivo de abejas preocupa a los apicultores del Huila

Durante los últimos meses se ha registrado el envenenamiento de abejas en los municipios de Iquira, Hobo y Algeciras, lo cual genera preocupación el daño ambiental y las pérdidas económicas que tienen los apicultores. Con el fin de reforzar más el conocimiento de los apicultores se han realizado capacitaciones con el objetivo de aprender a realizar la producción de la jalea real y abejas reinas.

La apicultura en el mundo es un sector clave no solo por su aporte al fortalecimiento de las economías, sino por lo que representan las abejas en materia medioambiental y el papel que juegan en la polinización y preservación de ecosistemas, así como en garantizar la seguridad alimentaria de millones de personas.

Ahora, en momentos en que la economía está tan golpeada, producto de la pandemia, los apicultores colombianos consideran que esta es una actividad potencial que puede convertirse en una respuesta a mediano y largo plazo para revertir la tendencia de indicadores de desempleo y pobreza.

Sin embargo en el departamento del Huila, en los últimos meses los apicultores se han visto altamente afectados por la muerte masiva de abejas en los municipios de Iquira, Algeciras y Hobo.

“Nuestra Asociación sufrió el envenenamiento masivo de 600 abejas en la vereda Las Brisas hace aproximadamente 2 meses pues para nosotros es muy preocupante pues cada se está presentando más seguido el tema de envenenamiento, hace aproximadamente un mes ocurrió también en el municipio de Algeciras, hace tan sólo unos días ocurrió en Hobo y la verdad eso hace que la apicultura cada vez sea más difícil en la zona donde tenemos nuestros aviarios”, sostuvo Armando Silva Puertas, Presidente de la Asociación ‘APIIQUIRA’.

Normalmente estos casos de envenenamiento masivo ocurren por el uso desmedido de los insecticidas que afectan gravemente el sistema nervioso central y muscular de las abejas, el uso de insecticidas como lo es el fipronil, el regent,  el referí  y esto es lo que está causando en gran parte las afectaciones a las abejas.

“El problema es tan grave que nos ha tocado en la mayoría de casos trasladar nuestras colmenas a las partes más altas donde en lo posible no impacten, incluso en zona de montaña obviamente incrementando los costos, doblando los esfuerzos y los recursos para poder seguir tratando de trabajar con la apicultura, el caso del municipio de Algeciras también tengo conocimiento que la mayoría de los apicultores han tenido que trasladarlas a las partes altas del municipio en vista de que es continuo el uso de estos de estos insecticidas, en el caso claro del cultivo de granadilla, el cultivo de lulo entonces obviamente no pueden tener sus abejas ahí cerca sino que les toca que desplazarse a las partes más altas, muchas veces con un gran sacrificio porque no hay vías de acceso entonces toca a lomo de mula o al hombro llevarlas, eso incrementa costos, incrementa el trabajo y por ende impacta también el medio ambiente visto que las abejas que están en determinadas zonas se ven obligadas a reacomodarse a los nuevos sitios donde van a ser ubicadas”, indicó Silva Puertas.

Además, añadió “Aprovechó para hacer la invitación a todos los colegas apicultores para que denuncian los casos de envenenamiento masivo que se les presenta, el ICA está muy al tanto de esto y nos presta todo el soporte sin absolutamente ningún costo para dar con los resultados de las afectaciones como en el caso nuestro, se recolectaron las pruebas, se embalaron y se enviaron a laboratorio que tiene Agrosavia para analizar y emitir el concepto de la causa de muerte de las abejas”

Finalmente, no es tanto la pérdida material que deja el envenenamiento de las abejas sino el impacto ambiental que se genera en las zonas donde se provoca la muerte masiva.

“En el caso nuestro fueron más de 600.000 abejas muertas que equivalen a 600,000 abejas que dejan de polinizar los cultivos en esa zona”, concluyó.

Capacitaciones en el Huila

Con el fin de reforzar más el conocimiento que tienen los apicultores en el Huila, desde hace algunos días han venido realizando unas capacitaciones con el objetivo de aprender a realizar la producción de la jalea real y sus propias abejas reinas.

“Como en el Huila no tenemos un recurso técnico como lo tiene Risaralda, el fin de semana pasado trajimos a Boris Daniel Velázquez para realizar un trabajo con apicultores de aquí, sobre todo de Iquira y Algeciras para potenciarnos en la cría de reinas  y la producción de la jalea real, fue un proceso sumamente interesante, estuvimos internos en  el Otás, nuestro centro de producción de reinas, la idea es continuar mejorando en genética, ir teniendo nuestras propias reinas pero mejoradas, seleccionadas y que el campesino nuestro vaya entendiendo las bases de la genética y vaya haciendo un desarrollo muy importante” dijo Francisco Arturo Silva Aldana, director técnico de la Asociación Apisred e integrante de la Cooperativa Integral de Apicultores del Huila – Coapi, entidad que agrupa a productores del endulzante natural.

En esta oportunidad hubo tres apicultores del municipio de Iquira, tres de Algeciras, los cuales tienen la tarea de multiplicar esa enseñanza a los demás apicultores, además asistieron cuatro integrantes del equipo técnico de Apisred pues debido a la pandemia no es el momento de realizar estos cursos con grandes aglomeraciones.

POR: EL DIARIO DEL HUILA