Concejo aprobó polémico proyecto de alumbrado público

El Acalde de Neiva tendrá seis meses para encontrar  un socio estratégico con el que creará una empresa de economía mixta para que se haga cargo del sistema de alumbrado público durante los próximos 15 años. El multimillonario negocio fue cuestionado hasta último momento.  

huila@lanacion.com.co

Tal y como estaba previsto, el Concejo de Neiva autorizó al Alcalde para que cree una empresa de economía mixta que operará el sistema de alumbrado público del municipio durante los próximos 15 años. Este es uno de los proyectos más importantes del cuatrienio.

En medio de cuestionamientos y reparos, como también comentarios a favor, el proyecto de acuerdo 053 que avivó los ánimos de la mayoría de neivanos salió a flote, de los 19 concejales, 12 dieron su voto positivo, cuatro se opusieron y tres estuvieron ausentes en la votación final.

Victoria Castro, Amin Losada, Margoth Useche, Jesús Garzón, Jaime Alberto Unda, Héctor Camilo Perdomo, Juan Carlos Parada, Néstor Rodríguez, Humberto Vargas, Luis Alejandro Serna, Iván Alfredo Cangrejo,  y Jorge Eliécer Morán aprobaron la iniciativa. Cabe aclarar que Deiby Martínez se ausentó en último momento, pero dio su aval a todo el articulado.

De otro lado, Juan Diego Amaya, Leyla Marleny Rincón, José Faiber Tamayo, y Johan Steed Ortiz se opusieron al proyecto. Vale anotar que German Casagua también votó negativo a todo el articulado, pero se ausentó en último momento.

Entre tanto Jorge Eduardo Ramírez estuvo ausente durante toda la deliberación y presentó excusa médica.

La empresa

Si nada extraordinario ocurre, el alcalde, Gorky Muñoz, tiene seis meses contados a partir de la sanción del acuerdo, para encontrar un socio privado y conformar una empresa de economía mixta, organizada como una Sociedad por Acciones Simplificada (SAS); en la misma el municipio tendrá una participación mayoritaria y será dueño del 52%, el socio o socios privados del restante 48%.

El proyecto de acuerdo 053 inicialmente planteaba que fuera una compañía a 30 años, pero ayer la Alcaldía aceptó disminuir el tiempo en vista de que la mayoría de los concejales habían advertido que, de lo contrario, no apoyarían el proyecto. Esa fue una de las modificaciones. No obstante, la Administración sí se mantuvo firme en que el socio sea un privado.

Quedó estipulado que el presidente de la junta directiva será el Alcalde de turno. El patrimonio de la compañía estará constituido inicialmente por los aportes que realice el municipio representados en la infraestructura física, redes, equipos y el aporte económico que haga el accionista que se seleccione mediante convocatoria pública.

La ‘Empresa de Servicios de Iluminación Pública Y Desarrollos Tecnológicos de Neiva SAS’ tendrá como misión operar el sistema de alumbrado público de la ciudad y remplazar el ciento por ciento de las luminarias de sodio (luz amarilla) a tipo LED en menos de 12 meses. También se encargará de la instalación del alumbrado navideño, entre otras labores.

Uno de los aspectos más sensibles y más criticados por el  Comité de Veeduría Ciudadana Para el Alumbrado Público de Neiva y algunos concejales, atañe a que en su misión la empresa no implementará un sistema de telegestión,  sino luminarias telegestionables; y en solo un 5% se efectuará un plan piloto con tecnología ‘smart city’.

“En el fondo el objetivo físico no es más que el cambio de luminarias a un sistema LED independientes y sin ningún componente tecnológico que permitiera una reducción de costos durante 15 años”, indicó el órgano de control ciudadano.

Las acciones de la compañía no podrán ser enajenadas ni comprometidas. Y todos los componentes que se agreguen en la infraestructura del sistema de alumbrado serán del municipio.

Los agradecimientos

Tras la aprobación por las mayorías, el concejal ponente Edinson Amin Losada Perdomo precisó que el acuerdo fue sujeto de cruciales modificaciones, entre esas el porcentaje accionario del municipio dentro de la compañía y el tiempo de duración de la misma.

“Debo agradecerle a mi equipo de trabajo que estuvo muy atento para hacer las respectivas averiguaciones, pero también agradecerle a todas aquellas personas que nos permitieron hacer modificaciones a este proyecto que, realmente hay que indicarlo, al inicio algunos artículos no estaban explícitos de la manera en cómo debía ser”, dijo.

Vacíos de información

Desde el lado de la oposición a la iniciativa, el concejal German Casagua aseguró que el proyecto fue aprobado con vacíos de información y reiteró que tal como está planteado, el negocio favorecerá solo al privado. En consecuencia el cabildante lamentó la decisión.

“El tiempo dará la razón, no voy a decir a quien, pero yo sí tengo que lamentar la decisión que se ha tomado el día de hoy –ayer-”, dijo.

Argumentó que lo propuesto “no es claro y se han entregado unas facultades a la Administración Municipal igual que hace más de 23 años. Exactamente igual”.

Añadió que si en otrora el Concejo hubiese tenido la posibilidad de establecer y tener un conocimiento claro de qué era lo que la Administración quería hacer, no habría dado el aval para que la Alcaldía de Neiva y Diselecsa suscribieran aquel contrato de concesión a 20 años el 31 de diciembre de 1997.

“No estoy culpando al Concejo de entonces, porque de pronto tuvo la misma buena intención que éste, pero toca aprender de los errores y ya todos supimos y vivimos lo que pasó”, aseveró.

Los altos costos en operación y mantenimiento y que se desconozca el flujo de caja de sociedad de economía mixta, fueron algunos de los aspectos que trajo a colación el cabildante.

“Me hubiese gustado que se hubiera aprobado un proyecto con toda la claridad y transparencia”, concluyó.

Reparos

La decisión se dio tras agitadas protestas y extensas deliberaciones en el Concejo, Cámara de Comercio del Huila y plazas públicas; el polémico proyecto logró que también los senadores Rodrigo Lara Restrepo y Ernesto Macías Tovar dirigieran una misiva al alcalde Goky Muñoz pidiendo que se archivara la propuesta y construyera una nueva acompañado de expertos.

“Queremos expresarle nuestra honda preocupación por el trámite del proyecto de acuerdo que cursa en el Concejo, que busca crear una empresa de servicio público mixta, cuyo fin es la prestación del servicio de alumbrado público”, reza la misiva.

Señala que “no se hace una valoración adecuada del monto de los aportes del municipio, sobre todo tratándose de un servicio público monopólico, en donde el capital de trabajo y la infraestructura son el resultado de décadas de cuantiosas inversiones de dinero público de los neivanos”.

“Nos preocupa que la inclusión de esta empresa en el régimen de servicios públicos domiciliarios de la ley 142 de 1993, pueda servir para seleccionar a dedo al socio privado, es decir, omitiendo la aplicación de la ley 80 de 1993 y sus principios de selección objetiva”.

Finalmente le pidieron al Alcalde que “suspenda el trámite de este proyecto de acuerdo”, hasta tanto no se haga claridad sobre los términos y condiciones del sensible y delicado negocio. El mandatario de los neivanos no dio su brazo a torcer.

El lío por los 30 años

El  Comité de Veeduría Ciudadana Para el Alumbrado Público de Neiva insistió que si fuere a 15 o 30 años, el negocio es altamente favorable, pero para el socio privado porque la discusión de fondo nunca se dio.

Durante el debate, el punto más sensible fue el parágrafo dos del artículo primero relacionado con el tiempo de duración de la empresa, aunque la Administración había informado que en un tiempo menor a 30 años la compañía no sería viable, ayer tuvo un reversazo e indicó que los estudios indicaban que a 15 años, (vida útil de las luminarias) sí arrojaría resultados positivos. La concejal Victoria Eugenia Castro Silva se opuso nuevamente a la proposición votando negativo exclusivamente a este parágrafo; para la cabildante el tiempo de la empresa debería ser indefinido.

Ahora el proyecto pasa a sanción del alcalde y posteriormente será revisado por los órganos de control, si el Tribunal Administrativo del Huila no lo objeta, el mandatario tendrá vía libre para llevar a cabo su cometido; la oposición a la iniciativa ya anunció demandas.

En la mira de la Contraloría

Ayer la Contraloría General de la República le informó al alcalde Gorky Muñoz que activó un mecanismo de seguimiento al proyecto de acuerdo 053. Esto “en atención a las reiteras denuncias de presuntas irregularidades que ponen en riesgo los recursos públicos del ente territorial”, explicó.

La contraloría le solicitó al Alcalde todos los estudios, análisis técnicos, jurídicos y financieros que sirvieron de fundamento para el proyecto de alumbrado público.

El 21 y 22 de diciembre Luis Carlos Pineda, contralor delegado, estará adelantando diálogos con la comunidad en miras a recepcionar las dudas directas de los mismos.